4 de julio, Día de la Independencia: la lección que nos dejan los rebeldes de aquel entonces

    Populares

    Los estadounidenses derrotaron al ejército más profesional de la época y, en consecuencia, se quitaron el yugo del hombre más poderoso del planeta, el monarca en turno de Inglaterra.

    El 4 de julio de 2021, la bandera de las barras y las estrellas brillará una vez más. Entre reuniones familiares, carnes asadas, música patriótica, picnics, eventos para niños y una buena dosis de cohetes de colores azules, blancos y rojos, los estadounidenses sacarán a relucir su patriotismo. Una celebración que lleva generaciones, quizás de los días del año en que más hot dogs y más cerveza se consume.

    El 4 de julio (Día de la Independencia) es conmemorado como el día en que el Congreso aceptó formalmente la Declaración de Independencia en 1776, uno de los documentos más conocidos e importantes de Estados Unidos. Lo que más tarde, traería como resultado el nacimiento de una nueva nación llamada los Estados Unidos de América. En otras palabras, pasar de ser una colonia (o un grupo de pequeñas colonias) a ser un país. 

    Una de las lecciones del 4 de julio de 1776 es que la libertad cuesta, y cuesta mucho. A los estadounidenses les llevó 8 años de lucha contra la Corona inglesa hasta finalmente obtener la victoria. Les costó miles de vidas. Pero la memorable victoria significó, nada más y nada menos que el surgimiento de una nueva nación libre e independiente.

    Cabe destacar que si los estadounidenses de ese entonces no se hubieran unido para derrotar a sus opresores ingleses, es posible que la historia hoy tendría otro tono, la Declaración de Independencia no tendría la importancia que tiene, y el 4 de julio muy posiblemente no sería la fiesta nacional que es hoy.

    Una frase que desde entonces se ha quedado grabada en la memoria colectiva de los Estados Unidos es la de que “todas las personas son creadas en igualdad”. Ahora bien, llevar esa idea a la práctica sigue siendo un gran reto para los Estados Unidos. Y es que en la población estadounidense también hay aquellos quienes no sienten que son tan libres o independientes.

    Esa parte de la historia, que si bien nos recuerda el día que Estados Unidos decidió ir en búsqueda de su independencia de un poder extranjero, también nos recuerda algunos claroscuros como el hecho de que los mismos firmantes de la Declaración de Independencia (donde, entre otras cosas, se habla de que todas las personas son creadas iguales) poseían esclavos.

    Para algunos el patriotismo es portar banderas, para otros el patriotismo es ver al prójimo como un igual. Traducido a los tiempos actuales y yendo al grano, debemos buscar la independencia y libertad para los inmigrantes, para los negros, para los nativoamericanos, para todas las llamadas “minorías”. Independencia y libertad para todos, no solo para unos cuantos. 

    Teniendo en cuenta que la libertad no es algo que se implora, sino algo que se conquista, considero que una de las mayores enseñanzas de la revolución estadounidense (1775-1783), es la de ser arquitectos de nuestro propio destino, quitarnos las cadenas y luchar hasta derrotar a quien nos oprime.

    Únete a esta fiesta nacional, y disfruta de las cosas buenas que nos brinda este país. Y, al mismo tiempo, sigamos el ejemplo de rebeldía y búsqueda de libertad de quienes fundaron lo que hoy conocemos como los Estados Unidos de América. 

    Marco I. Dávila C. | Email: maidaca85@gmail.com | Facebook: Ixtli Amoxtli | Instagram: @xmiraza | Twitter: @pormiraza1

    Últimas noticias

    ¡Cirque Italia llega a St. Cloud!

    ¿ALGUNA VEZ HAS SENTIDO QUE TU SUEÑO ES TAN VÍVIDO QUE CREÍSTE QUE ERA REALIDAD? ha hecho todo lo...

    También te puede interesar