¡El mundo arde! Calentamiento global

Populares

Por Guillermo Rivas

En el mundo entero se están batiendo récords de temperatura. En el Reino Unido se ha llegado a alcanzar la temperatura nunca antes imaginada en esas tierras de 104.5 grados F.
Hay incendios forestales en España, Francia, Grecia y Portugal.
El sur de Estados Unidos, Texas, California y Nuevo México se han alcanzado temperaturas que superan los 109 grados F.
En Minneapolis se esperan días de temperaturas que sobrepasen los 98.6 grados F.
Solo en Portugal el número de muertes por encima del promedio, durante la semana entre el 7 y el 18 de Julio fue de 1063 fallecidos. En España el número de muertos atribuido a altas temperaturas fue de 679 en una semana.
Frente a la emergencia y la tragedia cabe detenerse y razonar:
¿Existe entonces el fenómeno, discutido por algunos, del calentamiento global?
Frente a los hechos es francamente ridículo cuestionar su existencia. Hasta hoy podría haberse discutido con el argumento de que las temperaturas varían, y que hay temporadas frías y otras cálidas. Claro, la falta de estadísticas del pasado y las variaciones no tan notables durante una generación podrían soslayar los verdaderos cambios en el tiempo. Pero como este es un fenómeno de desarrollo geométrico, hoy podemos apreciar que estas olas de calor son más duras y más frecuentes, por lo que es posible pronosticar que lo que hoy es un cambio del 1% será en 70 años la horrorosa e inimaginable cifra de 20%.
¿Que lo provoca?
Las emisiones de nuestra era industrial que crean el efecto invernadero que contiene el calor sin poder ser expelido fuera de nuestra atmósfera.
¿Puede ser evitado, o aminorado?
Si en teoría. Todos los gobiernos del mundo podrían detener el modelo de producción que quema combustibles fósiles, y basa su desarrollo en un modelo consumista, paralizar la tala indiscriminada de bosques, la destrucción del hábitat de la flora y fauna silvestre, cambio de los hábitos de consumo de carne, etc… pero a todas luces eso parece algo utópico de lograr.
La segunda pregunta que resulta obvio hacerse es:
¿A quién afecta principalmente estas olas de calor?
La respuesta es también obvia y no necesita estadísticas para demostrarlo. Es un asunto de sentido común.
Afecta a los niños, ancianos y a los más pobres.
¿Por qué?
Pues porque son las victimas más propicias para la deshidratación. El fenómeno del calentamiento global viene irremisiblemente acompañado de la cada vez mayor escasez de agua. Los niños por su actividad y menor reserva de fluidos, los ancianos por el menor consumo de agua y mayor vulnerabilidad de su salud, y los pobres por su mayor exposición indefensa ante los elementos, son los primeros en sucumbir ante estos cambios cada vez mayores e inesperados.
¿Porque será peor en el futuro?
Porque el calentamiento global tiene una serie de efectos secundarios:
Se derriten los hielos del Ártico provocando un incremento del nivel de las aguas oceánicas, lo que hace peligrar las ciudades costeras del mundo.
Se derriten los hielos de las altas cumbres, lo que termina por hacer escasear el agua que llega a las ciudades del planeta, además del incremento de deslizamientos, huaycos y aludes que se dan en el proceso.
Se multiplican los incendios forestales, lo que se asocia a la destrucción del hábitat provocado por la tala indiscriminada de bosques, que termina acercando la vida salvaje a las poblaciones urbanas. Eso trae consigo un incremento del número y la frecuencia de las pandemias que acarrean los animales salvajes es su cercanía a nuestros hogares.
Hay pues una emergencia: las olas de calor en medio de las cuales estamos… Pero hay también una consideración importante: el futuro.

Últimas noticias

Tim Walz gana re-elección en Minnesota

El gobernador de Minnesota Tim Walz, ganó la re-elección para gobernador de Minnesota con lo que se mantendrá al...

También te puede interesar