[uam_ad id="40074"]

    Pregunte a Cassandra: Cuestiones de la corte

    Populares

    Por Cassandra J. Bautista

    Cassandra J. Bautista es una abogada de defensa criminal en la firma de Sieben Edmunds Miller, ubicada en Eagan, MN. [email protected]

    No tengo papeles en los Estados Unidos, pero tengo que ir a la corte penal por una multa de tránsito. Estoy asustado. ¿Qué tengo que hacer?

    La corte puede ser muy intimidante, especialmente si es tu primera vez o si no estás familiarizado con el proceso. Si te han dado una cita en la corte, tienes que comparecer para la cita en la corte. La corte no es opcional. Si no compareces, es posible que se emita una orden de arresto en tú contra. Si no tienes una abogada, es absolutamente necesario que vayas a la corte, incluso si estás nervioso. Sin embargo, en algunas situaciones (y si planificas con anticipación y no esperas hasta el último minuto), tu abogada defensora puede hacer arreglos para que puedas manejar tu caso judicial sin comparecer ante el tribunal. En algunos casos, tu abogada defensora puede ir a la corte por ti y tú no tienes que asistir. En otras situaciones, puede ser posible resolver todo el caso con una petición de declaración de culpabilidad que firmas con tu abogada y luego se la envía al fiscal y al juez para que la firmen sin siquiera tener que comparecer; todo el caso se puede completar en papel. De esta manera, nunca tendrás que sentirte nervioso o incómodo en la corte.

    Mi caso ha sido fijado para un juicio con jurado durante mucho tiempo. Luego, el día del juicio, el estado desestimó los cargos en mi contra. ¿Puedo demandar al estado?

    Es importante recordar que el estado (o el fiscal) tiene la carga de probar que eres culpable más allá de toda duda razonable. Esa es una carga bastante alta de cumplir. Y debido a que el estado tiene la carga, pueden tomar decisiones sobre qué casos quieren llevar a juicio. Si el estado quiere desestimar el caso en tu contra, no hay mucho que puedas hacer al respecto para evitar que eso suceda. El estado (o el fiscal) decide cuales casos procesarán. Los fiscales tienen discreción para desestimar los cargos hasta un momento específico justo antes de que comience el juicio. Y, debido a que es la discreción del fiscal, eso significa que ni el juez ni los abogados defensores tienen derecho a tomar esa decisión por ellos.
    A veces, un caso puede ser desestimado por algo pequeño, como que un testigo no esté disponible para testificar. En estos casos, cuando se resuelve el problema, el caso a menudo se recarga y todo el caso comienza de nuevo desde el principio. Sin embargo, otras veces un caso puede ser desestimado porque falta una prueba clave o porque la víctima del caso falleció. En estos casos, puede ser difícil volver a acusar a alguien del mismo delito en el futuro porque estos problemas generalmente no se resuelven por sí solos.

    Por lo general, no podrás demandar al estado o al fiscal por desestimar los cargos en tu contra. Sin embargo, existe algo así como un «enjuiciamiento malicioso» en Minnesota, que esencialmente es ser procesado por un delito sin causa probable y con malicia, pero esto sucede muy raramente.
    Si crees que has sido procesado maliciosamente, o si tienes preguntas sobre tus derechos en esta situación, o sobre lo que debes hacer a continuación, asegúrate de comunicarse con una abogada defensora.

    Alguien presentó una orden de restricción por acoso en mi contra. ¿Qué hago ahora?

    Si has recibido una orden de restricción por acoso, tienes dos opciones básicas: 1) impugnar la orden, o 2) no hacer nada, en cuyo caso lo más probable es que la orden permanezca en vigor durante un período de dos años. Si decides impugnar la orden, debes presentar una solicitud de audiencia ante el tribunal dentro de los 20 días a partir de la fecha en que recibiste los documentos. Este es una fecha de límite muy estricto. Si no cumples con la fecha de límite, perderás la oportunidad de impugnar la orden y permanecerá vigente. Ten en cuenta que la orden de restricción por acoso que recibiste es válida hasta que vayas a la audiencia, así que no te comuniques con la persona (o personas) que figuran en la orden.
    En algunos casos, se puede presentar una orden de restricción por acoso contra alguien por algo que también podría considerarse un delito, como golpear a alguien, amenazar a alguien, acosarlo por teléfono o acechar o seguir a alguien continuamente. En este tipo de casos, puede ser extremadamente difícil para alguien impugnar la orden de restricción de acoso en los tribunales sin incriminarse y exponerse a responsabilidad penal. Cualquier cosa que diga puede usarse en su contra en la corte más tarde, por lo que es muy importante proceder con precaución. Sugiero consultar con una abogada defensora sobre cómo defenderlo en el caso de orden de restricción de acoso y cómo protegerse de cargos penales pendientes o futuros.

    Descargo de responsabilidad: Este articulo no está protegido por ningún privilegio y no es una comunicación abogada-cliente. No confíes en esta información. Siempre debe consultar a una abogada sobre su asunto legal.

    Últimas noticias

    Gobernador Walz lanza acción ejecutiva para proteger los derechos reproductivos en MN

    El Gobernador Tim Walz lanza una acción ejecutiva para proteger los derechos reproductivos en Minnesota. De acuerdo a la...

    También te puede interesar