Tomar y manejar: factores que impactan tu habilidad de manejar con precaución

Populares

Por Cassandra J. Bautista

Cassandra J. Bautista es una abogada de defensa criminal en la firma de Sieben Edmunds Miller, ubicada en Eagan, MN. Cassandra@siebenedmunds.com.

No es ningún secreto que conducir bajo la influencia del alcohol es un delito en Minnesota. La mayoría de las personas no intentan infringir la ley a propósito tomándose un par de cervezas y luego conduciendo, sino que piensan que “se sienten bien para conducir” y deciden ponerse al volante sin saber que su concentración de alcohol en la sangre (“BAC”) supera el límite legal.

En Minnesota, el límite legal es 0.08. Manejar con un BAC de más de 0.08 es un DUI, incluso si “se siente bien” o “no siente el alcohol”. Muchos de mis clientes “se sentían bien para subirse al volante” cuando conducían y no sabían que su BAC estaba por encima del límite legal.

La mayoría de nosotros hemos escuchado consejos sobre cómo controlar nuestro nivel de intoxicación mientras tomamos alcohol. Los consejos comunes incluyen: “No tomes más de un trago por hora y estarás bien para conducir” o “¡Solo toma un vaso de agua entre tragos si necesitas conducir a casa!” Estas son normas comunes que muchos Minnesotanos usan para determinar si pueden conducir de manera segura después de tomar un par de tragos, pero ignoran la realidad: las concentraciones de alcohol en la sangre pueden variar de persona a persona.

Si bien este consejo podría ser suficiente para evitar que un joven de 6 pies de altura reciba un DUI, no siempre se puede decir lo mismo de una mujer pequeña de madurez. Para empeorar las cosas, en Minnesota puedes recibir cargos de DUI, aunque no estes al límite legal, pero tus habilidades manejar están afectadas. Los niveles de alcohol en la sangre no siempre son un predictor preciso de intoxicación. Sin embargo, mas abajo vamos a explorar algunos de los factores más comunes que pueden afectar la concentración de alcohol en la sangre de una persona a otra.

El tamaño de una persona afecta la concentración de alcohol en la sangre

La mayoría de nosotros hemos visto que una persona más alta o grande puede retener mejor el licor que una persona más baja y pequeña, incluso si todos los demás factores son los mismos. Tiene sentido que la cantidad de alcohol que consumimos se convierta en diferentes proporciones en el cuerpo según el tamaño de una persona. Cuanto más grande sea el cuerpo de una persona, menos será impactado por la cantidad de alcohol que se haya tomado. Esto significa que una persona más grande o alta puede beber más alcohol que una persona más baja y pequeña antes de que su BAC esté por encima del límite legal.
Otro factor para considerar es la proporción de músculo a grasa en el cuerpo. El músculo absorbe el alcohol a un ritmo más rápido que el tejido graso. Aunque dos personas pueden pesar lo mismo, la composición de sus cuerpos también tendrá un efecto en la concentración de alcohol de su sangre.

La edad de una persona afecta la concentración de alcohol en la sangre

Hay una razón por la que la mayoría de las personas comienzan a sufrir peores resacas a medida que envejecen. Es posible que hayamos podido recuperarnos rápidamente después de una noche de tragos cuando éramos jóvenes, pero esa capacidad se desvanece a medida que envejecemos debido a factores biológicos que están fuera de nuestro control. A medida que envejecemos, también disminuye nuestra capacidad para metabolizar el alcohol. Esto significa que el alcohol permanece en nuestra sangre por más tiempo, y la concentración de alcohol aumenta más rápido.

La cantidad de agua en nuestro cuerpo también disminuye a medida que envejecemos, lo que significa que la proporción de alcohol en la sangre aumentará en comparación con la de una persona más joven. Mientras que hayas podido tomar 5 cervezas hace un par de años, a medida que envejecemos, nuestros cuerpos no podrán aguantar tanto alcohol antes de alcanzar el límite legal.

Los medicamentos pueden afectar el BAC de una persona

Ciertos medicamentos no deben mezclarse con alcohol porque pueden afectar drásticamente tu nivel percibido de intoxicación.

En la mayoría de los casos, puede sentirse más intoxicado de lo que realmente refleja su BAC, lo que puede afectar su seguridad, pero no afectar tu medida de BAC. Sin embargo, ciertos medicamentos también pueden afectar la forma en que tu cuerpo metaboliza el alcohol. Esto puede llevar a un aumento en la concentración de alcohol que no esperarías si no hubieras tomado el medicamento. En este caso, el alcohol que estás tomando no está siendo procesado por tu cuerpo como lo haría normalmente y puede permanecer en tu sangre por más tiempo, lo que obviamente aumentaría la concentración de alcohol en la sangre. Unos tragos pueden ponerte rápidamente en un estado extremadamente intoxicado.

Hay tantos factores que pueden afectar tu BAC, lo que a su vez puede afectar el riesgo de ser acusado de un DUI si eliges tomar alcohol y conducir. Siempre deberías tener en cuenta estos factores antes de decidir manejar.

Por supuesto, la mejor opción es no ponerte al volante ni siquiera después de una bebida alcohólica si quieres garantizar que no se te acusará de DUI.

Descargo de responsabilidad: Este articulo no está protegido por ningún privilegio y no es una comunicación abogada-cliente. No confíes en esta información. Siempre debe consultar a una abogada sobre su asunto legal.

Últimas noticias

Tim Walz gana re-elección en Minnesota

El gobernador de Minnesota Tim Walz, ganó la re-elección para gobernador de Minnesota con lo que se mantendrá al...

También te puede interesar